LEY 11/2021 DE MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y LUCHA CONTRA EL FRAUDE FISCAL

 

El pasado 9 de julio se publicó en el BOE la Ley 11/2021 de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal. Esta ley ha modificado el artículo 7 de la Ley 7/2012 que regula las limitaciones a los pagos en efectivo de determinadas operaciones que, resumidamente, quedaran así:

 

Cuando alguna de las partes intervinientes sea un empresario o profesional no podrán pagarse en efectivo las operaciones con un importe igual o superior a 1.000€ (antes 2.500€) o su contravalor en moneda extranjera. Sin embargo, cuando el pagador sea una persona física que justifique que no tiene domicilio fiscal en España y no actúe en calidad de empresario o profesional este importe citado será de 10.000€ o su contravalor en moneda extranjera.

 

El incumplimiento de esta normativa comportará un expediente sancionador con multas pecuniarias proporcionales del 25% de la base; con la posibilidad de reducir la sanción al 50% si no se presentan alegaciones.

 

Consideraciones a tener en cuenta respecto a la limitación de pagos en efectivo:

 

-Afecta facturas, nóminas y cualquier otro pago o cobro.
-Se considera efectivo un cheque bancario al portador.
-Los clientes pueden hacer un ingreso de efectivo en una cuenta bancaria, ahora bien, el ingreso lo tiene que hacer el propio cliente.
-No se permiten los cobros o pagos en efectivo de parciales en relación con una operación que supere la cantidad de 1.000€.
-No se permite fraccionar una operación en diferentes facturas para eludir el límite de los 1.000€. 
-Se permite cobrar en efectivo una “factura recapitulativa” en la cual se incluyan diversas operaciones realizadas en fechas diferentes per un mismo destinatario, siempre que se hayan efectuado dentro de un mismo mes natural y se pueda demostrar que se trata de operaciones diferentes e independientes.
-Se deben conservar los justificantes de pago de las operaciones superiores a 1.000€ durante un periodo de 5 años.

 

Departamento fiscal